Del almacen caotico al almacen inteligente

En la gran guerra de los stocks, no solo se presenta el problema del dinero que queda inmovilizado en el mismo, sino que la única excusa válida para su existencia, es el permitir un ágil servicio al cliente.

Por tanto, no solo se trata de disponer del stock necesario, sino de tenerlo dispuesto de tal forma que sea fácil de localizarlo  y al mismo tiempo se optimice el espacio de ubicación.

Así pues, desde el mismo momento en que existieron los stocks, existieron los almacenes y sus diversos tipos de organización, pues hay muchas formas de disponer los materiales: según la relación coste de superficie, valor de los materiales, etc…. Dentro de esta organización, existe:

  • DESDE el típico sistema de estanterías, en donde ubicamos las piezas, pero de forma que siempre están todas accesibles, y es un sistema de gestión de almacén el que nos tiene que decir qué pieza hay que coger y de dónde, para garantizar la rotación de piezas por antigüedad (FIFO). En este tipo de almacén, como cada vez la pieza se ubica en un lugar diferente, se dice que tiene una asignación de ubicaciones caótica, y se habla del almacén caótico (que no significa que esté desordenado).
  • PASANDO POR el sistema más antiguo, que es el de bloques en el cuál se amontonan los materiales de la pared al pasillo central, y que es un sistema válido por aprovechar mucho el espacio del almacén, pero solo se puede utilizar cuando ese material no tenga caducidad, pues lo que se coloca al principio en la pared puede que no salga nunca ya que siempre se coge lo cercano al pasillo que es lo último que se entra (LIFO).
  • HASTA LLEGAR AL sistema automatizado, en el que todo está paletizado (o en caja) y es un sistema robotizado el que sabe la situación de cada pieza, y la va a buscar trayéndola a la cabecera del almacén, con lo que el material se mueve a donde está la persona en vez de ser la persona la que va a buscar el material. Por ese motivo se le llama almacén inteligente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*